Reflexiones Alternas

Opinión. Crítica. Reflexión.

#2 Biografía poética “Nada Permanece”: Nocturno

“He visto mi rostro en una fotografía:
¡Estoy harto de plagiar a la gente!”
.

Ella, permanece de pie en el umbral de la ventana oxidada; el rostro pálido, la mirada cansada en el infinito, los labios delgados color rosa.
Espera ver mi sombra o mi silueta nocturna asomándose en la esquina del Auto-zone; con una botella de wiski en la mano derecha y en la otra una flor.
Su melancolía, como su mirada, se extiende al otro extremo de la ciudad donde las lámparas se apagan una a una, como mis ganas de amar.
Ella no sabe nada. Solo desea tocar mi rostro de borracho y abrazar mi delgado cuerpo hasta que nos vayamos a la cama [punto y aparte]
Nunca he escrito algo con sinceridad, siempre termino pensando “qué palabra va primero” Si empezar por la noche o por el aullido de las chicharras en la obscuridad, que para tal caso da lo mismo: estoy mintiendo.
Deseo a Ximena. Ella solo quiere sorber mi seudointelecto.
Aquel niño na savi con la mirada de leche, se despidió de todos los perros menos de mí.
Me fumo la mitad de mi último cigarro; es tarde para salir a comprar con un arma 9 milímetros en mano.
Aún recuerdo sus piernas desnudas danzando al ritmo de Strange Day, mi camisa azul cubriendo sus pechos y su cabello castaño cubriéndole medio rostro.
Ahora nada importa. Mis amigos jamás fueron amigos.
He atravesado la Costa de Oaxaca un verano del 2013 con una mochila al hombro y un hermano al que le conté mis debilidades junto a una cascada que parecía infinita; donde nacían grandes nubes, como si Dios se fumara un puro a bocanadas. ¡Ah! Qué hermoso es Oaxaca cuando llueve, y esos grandes árboles de encinos que se mueven al compás de los cerros, o de los vientos en los cerros; Que más quisiera YO que ser un árbol sin temor a ser leña.
Los perros ladran.
Me callo.
Pudiera escribir tantas cosas, pero a estas horas; LOS PERROS SON MÁS SINCEROS QUE MI BOCA.
Entonces una piedra es mi Dios, con su silencio infinito. Aunque mi madre dice que las piedras crecen.
Pienso en Ximena, y ella piensa desde la ventana; si volveré.
Nada me parece más bello que verla ahí, quieta y semidesnuda con la mirada de sus diecinueve años pensando en el amor o en su próxima aventura.
¿Qué es el amor? -Me dijo Ximena
-No sé, dímelo tú.
El amor o el romanticismo, es una quimera, un preámbulo ilusorio para llegar al acto sexual –contestó.
Tiene sentido. Ahora que ha leído a Schopenhauer cree que puede entenderlo todo.
Pero YO sé que se enamora como loca, y cada vez que hacemos el amor o tenemos sexo, ella me pide que sea el único varón en su vida. “¿Para qué? ¿Por qué?” –Pienso, si hay muchos varones con ganas de hacer el amor con ella. Yo solo deseo beberme otra cerveza y ser un poco más sincero.
De pronto todo tiene un final.

De tarde, también.
Adiós Ximena.
Adiós.
Ya no te deseo más.

00/00/00

Abril/2015

Del álbum “355 ml”

Yosh GM

Next Post

Previous Post

Leave a Reply

© 2022 Reflexiones Alternas

Theme by Anders Norén